Guía de Destino: Yucatán - Royal Resorts
Guide to the best things to do in Yucatan, Mexico

GUIA TURISTICA DE LA Península de Yucatán

DESCUBRA UNA TIERRA LLENA DE MAGIA Y MISTERIO

La península de Yucatán es rica en historia y, literalmente, hay miles de sitios arqueológicos. Llenos de magia y misterio, son el legado de los mayas. No se pierda la oportunidad de visitar Mérida, la capital del estado, y las pequeñas ciudades coloniales y haciendas impresionantes de toda la zona. A continuación, le presentamos algunas de las atracciones principales para que comience a planear:

COMIENCE A EXPLORAR LA PENÍNSULA DE YUCATÁN HOY MISMO

Explore la ciudad blanca, la capital cultural de la península de Yucatán

Merida

El conquistador español Francisco Montejo la fundó en 1542 en las ruinas de una capital maya anterior llamada T’ho. Mérida, o “la ciudad blanca”, como la llaman sus habitantes, es un tesoro histórico. Sus iglesias, edificios públicos y mansiones son muy antiguos, datan desde el siglo XVI hasta los primeros años del siglo XX. Pero, la historia es solo el comienzo, la capital del estado de Yucatán le encantará por sus tradiciones coloridas, cocina deliciosa, cultura y hospitalidad.

Comience a explorar Mérida en su plaza principal en el corazón colonial de la ciudad. La enorme catedral del siglo XVI, San Idelfonso, el Ayuntamiento, la sede de gobierno estatal y la Casa de Montejo, la antigua casa de la familia Montejo y ahora museo, adornan la plaza. Hacia el norte, la calle 60 cuenta con iglesias, teatros, plazas llenas de árboles donde se juntan tríos con guitarras a tocar serenatas románticas.

Fuera del centro de la ciudad, Paseo Montejo es la atracción más famosa. Una avenida amplia construida a finales del siglo XIX para emulas a los Campos Elíseos en París. La adornan elegantes mansiones de hacendados que amasaron enormes fortunas con el cultivo del henequén u “oro verde”.

Se recomienda visitar los museos de la ciudad y las galerías de arte, especialmente el ultramoderno Gran Museo de la Cultura Maya, el Museo Regional en el Palacio Cantón en Paseo Montejo, el Museo de la Ciudad, el Museo de Arte Popular y la Galería de Arte del Ateneo. No se pierda los murales que representan la historia de la península de Yucatán, por el artista Fernando Castro Pacheco, que se encuentran en el segundo piso de las oficinas del Gobierno Estatal en la plaza principal.

Si le gustan las compras, le encantará Mérida. Compre hamacas yucatecas, vestidos bordados y sombreros de palma en el centro de artesanías del estado y en los bulliciosos mercados. Compre plata, talavera, textiles tejidos a mano de Chiapas, Oaxaca y otros tesoros mexicanos en las tiendas de artesanía y boutiques. También encontrará pinturas, esculturas, fotografías y moda de artistas locales.

Mérida es un centro cultural y siempre hay algún evento en la ciudad, cualquier día de la semana. Elija entre conciertos al aire libre y la vaquería, el tradicional baile popular, fiestas mexicanas, teatro, exposiciones de arte y películas en la gala, Mérida en Domingo, que dura todo el día.

Obras maestras antiguas mayas

Chichen Itza

Descubra Chichen Itzá, la antigua capital de los Itzae Maya y un centro sagrado donde los gobernantes y los astrónomos alguna vez observaron los cielos en busca de mensajes de los dioses. Una obra maestra de la arquitectura y el arte, la ciudad conserva un aire de misterio.

Los arqueólogos han encontrado fragmentos de cerámica en Chichen Itzá, lo que comprueba que fue hubo un asentamiento en el sitio desde el año 300 a.C., aunque no fue hasta el periodo clásico tardío de la historia maya de 750 a 900 d.C. que la ciudad comenzó a crecer.

En algún momento durante el siglo X, Chichen Itzá fue invadido y colonizado por las tribus mayas Itzae, Chontal y Putun de la costa del Golfo de Campeche y Tabasco. Trajeron influencias arquitectónicas y artísticas del centro de México y fue bajo su gobierno que la ciudad se convirtió en una gran potencia.

En su apogeo (800 a 1150 d.C.), Chichen Itzá controlaba a la península de Yucatán en el ámbito político, comercial y militar. La ciudad tenía una extensión de 30 kilómetros cuadrados y una red de 70 sacbés, o carreteras, que unía diferentes complejos de templos, mercados, zonas residenciales y asentamientos satélites circundantes. La ciudad entró en declive alrededor de 1150 y para el año 1250, fue abandonada.

Los edificios principales en la plaza central son la Pirámide Kukulcán (El Castillo), el Templo de los Guerreros, el Juego de Pelota, el Templo de los Jaguares y el Tzompantli y el Templo de las 1000 columnas. A un corto paseo a través de la selva desde la plaza central está el Cenote Sagrado, un enorme cenote, que era el sitio de sacrificios en honor al dios de la lluvia Chaac. Otro sendero une a la plaza central con el complejo del Osario, Observatorio o El Caracol y Las Monjas, incluyendo varios pequeños templos con tallados impresionantes que representan las máscaras que simbolizan a Chaac, dios de la lluvia. Al sur de Las Monjas, se encuentran otros templos en la selva en una zona conocida como el Chichén Viejo.

La Pirámide de Kukulcán es un reloj solar. Está alineada con tal precisión que durante los equinoccios de primavera y otoño (21 de marzo y 21 de septiembre), pegan los rayos del sol al atardecer en la cara norte de la pirámide y se forman triángulos de luz y sombra a lo largo de los escalones, creando la ilusión de una serpiente gigantesca, Kukulkán (la Serpiente Emplumada) que vuelve a la tierra para reunirse con sus seguidores.

Al explorar el sitio, verá los magníficos sitios que le obtuvieron a Chichen Itzá una posición en la lista de Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO. Además, en 2007 fue nombrada una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo en una encuesta mundial.

Después de visitar Chichen Itzá, por qué no toma un almuerzo en alguno de los hoteles cercanos o se queda para el increíble espectáculo de luz y sonido de video mapping en la plaza central (tarifa de admisión independiente).

Uxmal
A una hora en coche de Mérida, Uxmal es una de las más bellas ciudades antiguas del mundo maya. Durante el periodo Clásico Tardío ( 600-900 d.C.), fue una capital regional, que controlaba el suroeste de Yucatán y una cadena de ciudades más pequeñas a la que se le refiere como la Ruta Puuc: Kabah, Sayil, Xlapak y Labná.

Además de la ubicación, estos sitios comparten un estilo arquitectónico y artístico único llamado Puuc. En 1996, la UNESCO reconoció su inmenso valor cultural y lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

Lo más destacado en Uxmal son la Pirámide del Adivino, Cuadrángulo de las Monjas, un patio rodeado de cuatro edificios palaciegos con frisos magníficos el Templo de los Pájaros, el Palacio del Gobernador y la Gran Pirámide adyacente, la Casa de las Tortugas y el Palomar.

La Ruta Puuc

A 30 minutos en coche de Uxmal, Kabah es el segundo sitio Puuc más grande y es famoso por Codz Pop, un templo con un friso impresionante con 250 máscaras de Chaac. Sayil es el siguiente con su Palacio de tres niveles, y el sitio más pequeño, Xlapak, se encuentra cerca de aquí. Lo más destacado en Labná es el magnífico arco tallado independiente.

Dzibilchaltun

Justo al norte de Mérida, en camino hacia el puerto de Progreso, este sitio fue habitado continuamente desde el año 1000 a.C. hasta la conquista española Destacan el Templo de las Siete Muñecas, el cenote Xlaca’, una capilla colonial y el Museo del Pueblo Maya.

Ek Balam

A 30 minutos en coche de la ciudad de Valladolid, se encuentra Ek Balam, que significa “jaguar negro o jaguar estrella” en maya. La ciudad floreció entre los años 250 y 1200 d.C. y su joya es la fachada en el nivel superior de la Acrópolis, el edificio principal, que cuenta con la magnífica figura de estuco de un antiguo señor que se cree que fue el primer gobernante de la ciudad. La figura se conoce localmente como un “ángel”, ya que parece tener alas. Los arqueólogos creen que es en realidad un impresionante tocado de plumas y capa.

Mayapan

Mayapán fue la última capital maya en la península de Yucatán. Fue fundada alrededor de 1250 d.C. durante el periodo posclásico de la civilización maya y fue abandonada en 1450. Los dos edificios más importantes de Mayapán son copias más pequeñas de El Castillo y el Observatorio en Chichen Itzá y los arqueólogos creen que la habitaron al huir de la caída de Chichén.

Las ciudades gemelas de Yucatán colonial

Valladolid & Izamal

FFundada en 1543 por Francisco de Montejo, el sobrino, la segunda ciudad más grande del estado está llena de historia y tradiciones, y ocupa un lugar en la lista de Pueblos Mágicos de la Secretaría de Turismo de México.

En los días de los antiguos mayas, se le conocía como Zaci y durante el periodo colonial, era un centro de comercio en del este de Yucatán. Jugó un papel importante en la Guerra de Castas del siglo XIX cuando fue sitiada e invadida por los rebeldes mayas en 1847.

Su atracción principal es la Catedral de San Servasio del siglo XVII, la plaza central tranquila es un maravilloso lugar para observar a la gente. Pase tiempo en el parque central; visite el Ayuntamiento, el Museo de San Roque y el Centro Artesanal. A pocos pasos de la plaza, en la calle 40 está la Casa de los Venados, una residencia privada restaurada del siglo XVII y museo con una impresionante colección de arte popular mexicano y contemporáneo (visitas guiadas a las 10 a.m.).

Otros sitios de interés en Valladolid son el cenote Zaci, las iglesias y plazas de barrios, como Santa Lucía y La Candelaria, la calle restaurada Calzada de los Frailes que une el centro de la ciudad con la iglesia de San Bernardino y el Convento Sisal contiguo (1552-1588). No se pierda el espectáculo de video mapping que se proyecta en la fachada del convento por la noche durante la semana.

En las afueras de la ciudad en el camino a Ek Balam está la destilería de Mayapán, donde se cosecha el agave azul y se procesa utilizando métodos artesanales para hacer un licor parecido al tequila. Al otro lado de la calle está el zoológico Valla Zoo con fauna local, un jardín botánico y paseos por la naturaleza.

Izamal

La ciudad de Izamal, accesible desde Mérida o Valladolid, es una mezcla de arquitectura española y prehispánica y y tradiciones de la península de Yucatán.

Como lugar de nacimiento del legendario Zamná o Itzamná, el dios principal del panteón maya, Izamal fue un importante santuario en el período prehispánico y todavía se alcanzan a ver cinco pirámides mayas desde las afueras de la ciudad

El orgullo de la ciudad es el convento de San Antonio de Padua amarillo deslumbrante, que se terminó en 1618. Tiene una de los atrios más grandes del mundo y es el santuario de la Virgen de la Inmaculada Concepción, patrona de la península de Yucatán. No se pierda el espectáculo de video mapping que se proyecta en la fachada del convento por la noche durante la semana.

Izamal también es un Pueblo Mágico y un centro de artesanía con talleres de tallados de madera, bordados y hamacas en diferentes partes de la ciudad.

La Ruta de los Conventos

Desde Mérida, los visitantes pueden seguir la Ruta de los Conventos, una cadena de iglesias y conventos del siglo XVI y XVII de los pueblos que se encuentran a lo largo de la carretera 18. La ruta comienza en Acanceh, que también tiene un templo maya, y continúa a Tecoh (cuevas y cenotes), Telchaquillo (tome un desvío corto para visitar Mayapán, la última ciudad de los antiguos mayas), Tekit, Mama, Teabo, Tipikal y Maní, sitio de un convento franciscano con un pequeño museo.

Otras comunidades en el sur de Yucatán con iglesias coloniales son la comunidad productora de cerámica de Ticul, la zona del mercado de Oxkutzcab y Muna.

Haciendas

Nativo de Yucatán, el henequén o sisal es una planta de agave verde grisáceo que produce una fibra dura utilizada para hacer cuerdas, sacos y cestas. A finales del siglo XIX, la demanda mundial del bramante y el yute aumentó y el cultivo a gran escala del henequén se inició en las haciendas de la zona.

Algunas familias se hicieron fabulosamente ricas y gastaron sus fortunas en los mejores muebles europeos para sus haciendas, viajes y mansiones en Mérida.

Explorar una hacienda ofrece a los visitantes una visión del proceso de producción de henequén y las vidas tan diferentes que vivían el dueño de la plantación y sus trabajadores. Vale la pena visitar la Hacienda Sotuta de Peón, Yaxcopoil y Ochil (museos), Teya (restaurante), Santa Rosa de Lima, Temozón, San José Cholul, Xcanatún y Katanchel (hoteles).

De vuelta a la naturaleza, en el camino de los flamingos de Yucatán

La reserva de la biósfera de Río Lagartos

La reserva de la biósfera de Río Lagartos para presenciar una de las maravillas de la península de Yucatán: miles de flamingos en su hábitat natural. Ubicado en la costa del Golfo, esta reserva de humedales es el hogar de una colonia de 30,000 de estas aves, que son aún más rosas que en otras latitudes debido a su dieta de un crustáceo microscópico que sólo se encuentra en las lagunas de agua salobre que se extienden a lo largo de la orilla.

Los manglares, pantanos y selvas de la reserva también albergan otras 364 especies de aves, entre ellas el águila pescadora, picotijera, garcetas y garzas, además de los lagartos que le dieron su nombre a la reserva.

Los pescadores de la localidad ofrecen viajes en barco por la ría para ver las aves en las lagunas y salinas. Este paseo es una atracción popular de Yucatán. ¡No se lo pierda! Si le interesa la naturaleza y observar aves, hay paseos más largos disponibles bajo petición y algunos de los pescadores son excelentes guías.

La reserva de la biósfera de Río Celestún

A una hora y media hora en coche al oeste de Mérida, la reserva de la biósfera de Celestún es un área de manglares, pantanos y playas rico en fauna, especialmente flamingos. Los pescadores locales ofrecen paseos en lancha por los canales para ver las aves.

Cuevas y Cenotes

Cenote Dzitnup

Este estanque de agua turquesa espectacular en una cueva es el cenote más famoso del estado. Está ubicados siete kilómetros al oeste de Valladolid.

Cenote Ik-Kil

Un cenote impresionante con paredes altísimas adornadas con vides y raíces de árboles que está a una corta distancia de Chichén Itzá.

Cueva de Balancanche

Ubicada a seis kilómetros al este de Chichén Itzá, Balancanché era un lugar sagrado para los antiguos sacerdotes mayas que visitaban la cueva para llevar a cabo ritos en honor a Chaac, el dios de la lluvia. Se han encontrado incensarios, estatuas y otras ofrendas cuando se exploraron las cuevas por primera vez. Este sitio también cuenta con un museo pequeño y un jardín botánico.

Cuevas de Loltun

Loltún, un enorme sistema de cuevas en el sur de Yucatán, cerca de la pequeña ciudad de Oxkutzcab, cuenta con impresionantes estalactitas y estalagmitas y fue utilizado como un refugio por los cazadores nómadas en tiempos prehistóricos y por los antiguos mayas.

Explore la costa del Golfo

Veinte minutos al norte de Mérida

El puerto de Progreso es un buen lugar para comenzar a explorar la costa del Golfo y probar los mariscos frescos famosos de esta zona. También vale la pena visitar los pueblos pesqueros de Sisal, Yucalpetén, Telchac Puerto y Dzilám de Bravo.

error: Content is protected !!
LIVE CHAT