,

Ambiente de playa y cultura del mundo, Playa del Carmen

¿Cuándo fue la última vez que visitó Playa del Carmen, la capital frente al mar de la Riviera Maya? Si ya ha pasado un tiempo desde que visitó las tiendas de artesanías en la Quinta Avenida o desde que vio al mundo pasar en un café local, o si nunca ha visitado esta ciudad de moda antes, ¿por qué no planea un día o una tarde ahí en tus próximas vacaciones en el Caribe mexicano?

Diríjase a la playa

La mayoría de los visitantes a Playa del Carmen van directo a la playa y sus vistas de suave arena blanca, tranquilo oleaje y palmeras que se mueven con la brisa. Puede colocar su toalla para pasar el día en su propio pedacito de paraíso o dejarse consentir en uno de los clubes de playa chic que se encuentran en la costa.

Relájese y disfrute de la vista o participe en un partido de futbol y voleibol de playa. Para los más activos, hay esnórquel, paddleboard, windsurf y hasta kitesurf a lo largo de la costa.

Parque Los Fundadores

Después de un día en la playa estará listo para estirar las piernas y dar un paseo por la tarde o por la noche en Playa. El parque Los Fundadores, la original plaza del pueblo detrás de la terminal del ferry, es un buen punto de partida. Las vistas del Caribe y la isla de Cozumel en el horizonte son espectaculares. El agua cambia de color de turquesa a una franja de índigo más oscuro que marca el curso del canal de Cozumel, una zanja oceánica de miles de pies de profundidad.

Hay tanto que hacer en esta pequeña plaza, es posible que vea una boda surgir de la capilla blanca con mariachi y los aplausos de la multitud que se reúne para ver a los novios.

Junto a la capilla, los voladores de Papantla del norte de Veracruz atraen a una multitud cada hora mientras escalan un poste de treinta metros. Se atan cuerdas a los pies y se lanzan al aire, con los brazos extendidos como alas, rodeando el poste y descendiendo hasta hacer su aterrizaje. Mientras tanto, un hombre permanece en la cima del poste bailando y tocando una flauta de caña. Esta es la representación de un antiguo ritual totonaco para adorar al dios del sol.

En otros lugares del parque, los niños juegan en resbaladillas y columpios, las familias compran botanas mexicanas en los puestos y los visitantes posan para tomar fotos frente al impresionante arco del Portal Maya erigido en 2012 para conmemorar el fin de una era en el antiguo calendario maya y el amanecer de un nuevo ciclo.

La Quinta Avenida

Todas las calles de Playa del Carmen llegan a la Quinta Avenida, la calle principal de varios kilómetros desde el parque Los Fundadores hacia el norte. Este es el lugar ideal para ir de compras, comer y observar a la gente. Turistas de todo el mundo se mezclan con familias locales para disfrutar del aire nocturno. Con solo caminar dos cuadras escuchará fragmentos de conversaciones en español, maya, inglés, francés, italiano, portugués, alemán y holandés.

Incluso a los compradores más exigentes se les hará difícil resistirse al estilo, color y extravagancia de Playa.

Tiendas de artesanías, boutiques y galerías de arte comparten espacio con tiendas de marcas internacionales y centros comerciales al aire libre como Paseo del Carmen, Quinta Alegría y Plaza Corazón.

Si lo que busca es ropa, encontrará marcas internacionales, ropa de playa brasileña y ropa de diseñadores de México, Italia, Indonesia y más allá. Perfumes importados, bolsas de cuero y artículos de lujo y el brillo de la plata, el oro y piedras preciosas mexicanas están en todas partes.

La Quinta Avenida está llena de tiendas de arte popular mexicano o artesanías de todo el país. Busque la cerámica de talavera pintada a mano de Puebla, los coloridos corazones de vidrio de Guadalajara y San Miguel de Allende y los arboles de la vida de cerámica. Hay extrañas figuras de madera de Oaxaca llamadas alebrijes, cráneos y figuras del día de los muertos, pinturas y cuentas de hilo huichol, tejidos mayas de colores brillantes y ámbar, y vestidos, blusas y cojines bordados de Chiapas.

Si busca un recuerdo único de sus vacaciones en el Caribe mexicano, compre una hamaca yucateca, un jaguar de madera, servilletas de algodón bordadas, y móviles y lámparas hechas con cuerdas de conchas, semillas y calabazas talladas. Los elaboran artesanos de los pueblos de la Zona Maya en el centro de Quintana Roo utilizando recursos forestales sostenibles y están disponibles en varias de las tiendas de la calle. En una de las pequeñas plazas del lado izquierdo de la Quinta Avenida también se puede encontrar arte naíf de pintores mayas del altiplano guatemalteco.

A estas alturas, probablemente ya esté listo para embarcarse en una aventura culinaria: los restaurantes y bistros que de La Quinta y las calles vecinas sirven de todo, desde platillos tradicionales mexicanos hasta cocina tailandesa, pasta italiana y mariscos caribeños. Pida un plato de tacos, pruebe recetas mayas caseras o sacie su antojo de carne a la parrilla argentina o comida francesa.

La cultura de los cafés está viva en Playa y la calle está llena de restaurantes al aire libre que sirven café mexicano recién molido, baguettes y gelato casero.

Tan pronto como cae el sol, el ritmo se acelera a lo largo de la Quinta. Miles de luces brillan en los árboles, se encienden velas y los músicos se reúnen para su desfile nocturno.

Mézclese con la multitud y escuche el ritmo de la música del mundo mientras camina. Escuchará serenatas de trompeta y canciones de mariachis, las melodías de “La Bamba” y otras canciones jarochas populares del estado de Veracruz, románticas baladas de guitarra de tríos yucatecos e incluso acordeonistas del norte de México. Otra cuadra más abajo, se puede escuchar reggae, jazz y rock, salseros cubanos e incluso flautas y charangos de los Andes.

Los artistas callejeros siempre atraen a una multitud en la Quinta Avenida, al igual que los mimos vestidos como guerreros mayas y los famosos capitanes de los piratas caribeños. Si le gusta observar gente, disfrute una margarita o un martini en uno de los cafés al aire libre o en los elegantes bares de la terraza.

Para los noctámbulos, hay bares de playa a la luz de las velas, discotecas y elegantes lugares escondidos que atraen a una multitud y que han aparecido en las principales revistas de viajes como los lugares que debes visitar en Playa.

El antiguo patrimonio de Playa

Los mayas fueron los primeros en establecerse en Playa del Carmen y podrás ver los templos en ruinas de la antigua Xaman-Há en varias partes de la ciudad y en Playacar, el resort y la comunidad residencial al sur del muelle del ferry. Piezas de cerámica y otros hallazgos arqueológicos indican que hubo un asentamiento aquí en el año 300 a.C. Inicialmente fue un pueblo de pescadores que creció en importancia durante el período posclásico de la civilización maya (del 900 al 1521 d.C.), alcanzando su apogeo alrededor de 1450 como puerto comercial y punto de embarque para la isla sagrada de Cozumel, sitio del santuario de Ixchel, la diosa maya de la fertilidad y el parto.

Museos de Playa

Hay más cosas que hacer en Playa que pasar el tiempo en la playa e ir de compras, tiene tres museos muy diferentes que visitar.

Las exposiciones del 3D Museum of Wonders en la Avenida 10 son pinturas famosas y dibujos en 3D que decoran los pisos, paredes y techos y crean ilusiones ópticas. Enfréntate cara a cara con un león o un dragón, arrastra una cebra fuera de la selva, practica surf en las olas, vuela como los pájaros e incluso posa en una concha como la Venus de Botticelli.

El vanguardista L’Aquarium tiene 45 espectaculares acuarios en tres pisos de la Plaza Corazón en la Quinta Avenida y la calle 14 (la entrada está en la calle 14). Las exposiciones muestran el arrecife de coral y otros ecosistemas marinos y hay más de 200 especies de peces y criaturas marinas multicolores.

En la Quinta Avenida, el Museo Frida Kahlo celebra la vida y obra de esta emblemática artista mexicana. Cuenta con pinturas y bocetos de Frida, exhibiciones multimedia y obras de artistas locales inspirados en ella.

Visite Playa del Carmen

Playa del Carmen está 68 kilómetros al sur de Cancún por la carretera 307 y el viaje dura unos 40 minutos en auto. Hay autobuses y camionetas regulares durante el día desde la terminal de autobuses en el centro de Cancún.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *